Yoga Oncológico

Featured image

Yoga es la unión del cuerpo, la mente y las emociones a través del movimiento, la respiración y la meditación.

La primera vez que puse mis pies sobre una esterilla de Yoga estaba en tratamiento de quimioterapia por un cáncer de ovario. Mi cuerpo se había convertido en un campo de batalla: células que invadían, tratamientos para atacar, efectos colaterales, estrategias para resistir… el temor hacía sombra a la vida. Terceras personas (médicos y familiares), necesariamente, tomaban decisiones sobre mi cuerpo y se hacían cargo de mis cuidados.

Gracias a la práctica de Yoga descomprimí mis articulaciones, relajé la musculatura, profundicé en la respiración y re-conecté con mi cuerpo. Comprendí a la enfermedad como un hecho natural, transformé el lenguaje con el cual me refería a las circunstancias que estaba pasando y la forma en la que me hablaba a mí misma, aprendí a respetar mis límites y a disfrutar de mis posibilidades; reduje la ansiedad y la sensación de culpabilidad. La esterilla se convirtió en un lugar desde el cual observar y recibir la vida y, como una parte de la vida, la enfermedad. Después de años de práctica y de experiencia como profesora de yoga me especialicé en el programa de Yoga for Cancer Survivors para compartir mi experiencia con otras personas que viven una situación similar. 

En las sesiones de Yoga Oncológico, a diferencia de otras clases de yoga, los ejercicios físicos (asanas) y de respiración (pranayamas) están especialmente adaptados con el objetivo de aliviar las afecciones provocadas por la cirugía y los tratamientos de quimioterapia, radioterapia y hormonales. Se ofrece una variedad de soportes (bloques, mantas, cintas) para facilitar los movimientos, los estiramientos y la relajación. Se trabaja con grupos reducidos para brindar una atención personalizada.

Las clases de Yoga Oncológico promueven un espacio de re-conexión, diálogo, observación y disfrute de las posibilidades del cuerpo, la mente y las emociones para afrontar la enfermedad como una experiencia de vida.

Beneficios físicos:

  • Flexibiliza y relaja los músculos y tejidos afectados.
  • Descomprime las articulaciones.
  • Alivia la fatiga y los sofocos provocados por el tratamiento.
  • Alivia los dolores ocasionados por la cirugía o el tratamiento.
  • Fortalece el sistema cardiovascular y óseo.
  • Relaja el sistema nervioso.
  • Contribuye a regular el apetito.
  • Reduce el insomnio.
  • Oxigena tejidos y órganos a través de la respiración.
  • Activa el sistema inmunológico.
  • Promueve el ejercicio físico.

Beneficios mentales y emocionales:

  • Reduce el estrés y la depresión.
  • Favorece la concentración.
  • Contribuye a la gestión de emociones negativas.
  • Facilita la re-conexión con el cuerpo y las emociones.
  • Fortalece la autoestima.
  • Promueve la creación de redes de apoyo.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s